¿ESTOY EXPONIENDO MÁS INFORMACIÓN DE LA NECESARIA PÚBLICAMENTE?

¿Estoy exponiendo más información de la necesaria públicamente?

Hace tiempo, tanto en internet como en las redes sociales, nuestros datos dejaron de ser nuestros, y si bien esto puede sonar extraño, es cada vez más aceptado. Desde los inicios Google siempre ha sido así. Hoy en día hasta vigila lo que haces en tu teléfono Android, a dónde vas y cuánto tiempo estás en cada punto. Estamos totalmente vigilados por todas partes, WhatsApp, Instagram, Messenger son servicios que usan los anunciantes para que las empresas lleguen al cliente ideal para sus productos. Muchas veces, sin darnos cuenta, se instalan códigos en nuestros dispositivos con los que, por ejemplo, Facebook puede saber qué páginas web visitas y así decide qué anuncios son los más aptos para ti. Cuando nos damos de alta en esas redes sociales damos nuestro consentimiento y cedemos esa información.

¿Quién nos protege?

En Chile existe la Ley 19.628 sobre Protección de la Vida Privada, en ella se definen y establecen los tipos de datos (personal, sensible, publico) señalando además los derechos que tenemos como titulares de los datos, estos son los llamados derechos ARCOP (Acceso, Rectificación, Cancelación, Oposición, Portabilidad) y que cualquier ciudadano puede ejercer en referencia al uso y tratamiento de sus datos personales por terceros.

Por su parte, desde Mayo del año 2018, es que fue instaurada la GDPR o Reglamento General de Protección de Datos el cuál abarca a todos los países que son parte de la unión europea y a aquellas empresas que tengan negocios en la unión europea y manejen información personal de cualquier tipo, como por ejemplo:

  • Nombre y Apellidos / Dirección / Localización
  • Cédula de Identidad
  • Información medica
  • Perfil cultural
  • Ingresos económicos

Donde una buena práctica es llevar registros del tratamiento de datos que pueden contener lo siguiente:

  • El nombre y los datos de contacto de la empresa
  • Los motivos del tratamiento de datos
  • La descripción de las categorías de los datos personas
  • Las organizaciones que reciben los datos
  • El plazo límite para eliminar los datos, de ser posible
  •  La descripción de las medidas de seguridad utilizadas durante el tratamiento de estos, de ser posible

¿Cómo protegemos nuestros datos?

Para tener más seguridad en el intercambio de información, existen diversos métodos, como:

  • Utilizar una VPN: Puedes utilizar una VPN gratuita o comercial que asegure que tus datos estarán encriptados y esconda la mayor parte de los datos que se compartan dentro de internet
  • Utilizar Software para encriptar archivos: Si se debe compartir información sensible, utilice herramientas de encriptación para que los archivos que podrían ser expuestos solo sean visibles por el personal que se requiere
  • Asegurar que los sitios que se visiten tengan certificados de seguridad SSL: Esto se puede verificar revisando si el sitio tiene un candado al lado izquierdo de la url
  • Activar la opción de no rastreo en los navegadores web: Esta opción se encuentra en la configuración de privacidad y seguridad del navegador
  • Utilizar la navegación en modo incógnito: Para servicios que requieren mayor privacidad, como por ejemplo, transferencias bancarias
  • Revisar y ajustar las configuraciones de privacidad en nuestras redes sociales
  • Evitar el uso de redes WiFi públicas para uso de información privada: Las redes WiFi públicas permiten que cualquier persona conectada a esta pueda ver lo que compartes

Para el caso de empresas, se recomienda utilizar certificados vigentes en los sitios webs y tener configurada la encriptación para la VPN. Siempre utilizar Firewalls bien implementados y con filtros bien configurados que impidan el acceso no autorizado. Siempre que sea posible, utilizar software para encriptar los documentos que posean información sensible.

Menú de cierre